Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales

//Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales

El manual tiene su origen en 1840 ante la necesidad de disponer de información estadística sobre la salud / enfermedad mental en los Estados Unidos. En 1980 el censo incluía siete categorías de enfermedad mental. En 1917 la Asociación Americana Medico-Psicologica junto con la Comisión Nacional sobre Higiene Mental de Estados Unidos desarrolló un plan que fue adoptado por la Oficina del Censo de Estados Unidos para recoger infomación estadística de los hospitales psiquiátricos. Esta recogida de información tenía como objetivo básico la obtención de una clasificación estadística. La Organización Mundial de la Salud en reunión celebrada en Paris del 26 al 30 de abril de 1948 aprobó la 6ª Sexta Revisión de las Listas Internacionales de Enfermedades y Causas de Defunción la cual, incluía por primera vez una section dedicada a los trastornos mentales.

La Asociación Americana de Psiquiatría (APA) desarrolló en 1952 una variante del ICD-6 que fue publicada en 1952 como la primera edición del Diagnostic and Statistical Manual: Mental Disorders (DSM-I). En 1965 un equipo de la APA compuesto por diez personas comienza el desarrollo del DSM-II que se publica en 1968. El DSM-III se publica en 1980 y el DSM-IIIR en 1987. En 1994 se publica el DSM-IV y el DSM-IV-R en el año 2000.  El 18 de mayo de 2013 Asociación Americana de Psiquiatría publicó la 5ª edición del DSM (DSM-5).

El objetivo de este manual estadístico es facilitar un lenguaje común para la descripción de los trastronos mentales. El DSM en sus distintas revisiones ha sido definido como la “Biblia” para la Psiquiatría, en palabras de Thomas Insel es en el mejor de los casos, “un diccionario que facilita una serie de etiquetas para cada trastorno mental”.

Los diagnósticos de las distintas ediciones del DSM se basan en consensos sobre grupos de síntomas clínicos y los síntomas por sí mismos dificilmente indican la mejor elección de un tratamientoLos pacientes con enfermedad mental se merecen algo mejor(Thomas Insel)”. Durante los últimos 100 años la investigación en Psiquiatria se ha realizado mediante la asunción de que esquizofrenia y trastorno bipolar son trastornos independientes con diferentes procesos y tratamientos. Los estudios de genetica molecular han cambiado este criterio y estamos asitiendo al final de la dicotomía krapeliana.

Información Adicional
2018-09-25T13:35:49+00:00 24 abril, 2016|Noticias|0 Comentarios

Escribe un Comentario